Alfombras olfativas, ¿herramienta beneficiosa o perjudicial?

¿Sabes que son las alfombras olfativas para perros? 

Son herramientas muy revolucionarias para estimular el olfato y la mente de los perros de forma "artificial".

Como norma general su sentido mas desarrollado es el olfato y ya lo utilizan de forma natural en los paseos o durante el día. Pero además es interesante que nosotros podamos estimular ese olfato a través de herramientas como éstas (alfombras olfativas).

¿Qué beneficios tiene?

  • Estimular su olfato, el sentido mas importante para ellos
  • Mientras olfatean están concentrados en algo, por lo tanto les sirve para ejercitar la mente y llegar a estados emocionales mas tranquilos.
  • Les ayuda a reducir el estrés
  • Se puede utilizar como herramienta para desensibilizar miedos, como ruidos... 

Para que todo esto sea efectivo tienes que conocer muy bien a tu perro, saber si éstas actividades le hacen bien o por el contrario le ponen muy ansioso o frustrado. 

Por eso es conveniente saber que tipo de alfombra comprar. 

¿Qué tipo de alfombra escoger? 

Para perros principiantes, cachorros, yo me decantaría por alfombras mas básicas que solo tengan que olfatear (lo mas parecido al medio natural). A partir de ahí se puede ir complicando escondiéndole mejor los premios para que tengan que esforzarse mas. 

Para expertos y además para estimularles también la mente, es decir, que tengan que pensar estrategias para conseguir los premios, me decantaría por alfombras olfativas multi juego (así las llamo yo), que normalmente se componen de diferentes partes donde esconder el premio y que, aparte de usar el olfato, tenga que pensar como conseguirlo. 

¿Cómo utilizar las alfombras olfativas?

  1. Es importante, ya que si se utilizan bien, es de gran ayuda, pero si se utiliza mal puede ser que tu perro se frustre, o se ponga muy ansioso y al final eso iría en su contra.
  2. Utilizar premios de nivel medio, es decir, que no tengan muchísimo valor para ellos, así podrán hacer el ejercicio desde la calma y no por el ansia de comerse el premio (en ese caso no serviría de nada el ejercicio).
  3. Ir poco a poco, no querer complicárselo demasiado sino se frustrará. Ir despacio es la clave del éxito.
  4. Si es principiante o cachorro, podéis enseñarle la alfombra y explicarle en que consiste el juego, que vea como escondes los premios para que luego el busque, acompañando y ayudando si es necesario. 
  5. Conocer bien a tu perro y saber que tipo de actividad le gusta mas, en que momento está mas activo... Como norma a todos les suele gustar, pero en ocasiones, hay perros que no les motiva nada y no hay que forzarles, es un juego y el juego es voluntario siempre. 
  6. Tener una estructura de juego ayuda mucho a diferenciar cuando es juego y cuando no. Por ejemplo podéis buscar una palabra como "juego" para que el sepa que ahora va a jugar, y otra palabra, como por ejemplo "ya esta", para poner fin al juego y no este pensando si hay que hacer algo mas. 
  7. No sobre estimular. No es conveniente que mientras ellos están olisqueando empezar a decirles venga busca, busca o decirles el premio esta aquí o allí. 

¿Es una herramienta beneficiosa?

Por supuesto que si, siempre que tengas en cuenta éstos consejos, conozcas y respetes los gustos de tu perro. 

Para ellos es un juego mas, y jugar es algo divertido y voluntario sin excusas. 

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados